martes, 27 de enero de 2015

Historia de dos


Esta semana tenemos descanso de 'Nunca es tarde', así aprovecho para que leáis algo distinto. Escribo relatos románticos/eróticos, como prefiráis catalogarlo. Nadie ha leído esos relatos, puesto que siempre me ha dado cosa que la gente conozca esta faceta de mi. Pero ahora, me atrevo. Me gustaría saber que os parece. Y, sobre todo, que lo disfrutéis. Un gran saludo.


viernes, 23 de enero de 2015

Capitulo 8

        El Sr. Castel no se había levantado de la cama desde que Susana salió por la puerta de su habitación. No se debía a una nueva recaída, aunque probablemente evitase alguna que otra. Pero no se levantó de la cama porque no le quedaban fuerzas para seguir con la mentira que había iniciado haces seis años. Estaba mayor, muy mayor, y cansado. Empieza a tener sentido y a cobrar forma la idea del Karma. Sí, existía el Karma y ahora se estaba revelando contra él. No sabía que le dolía más, si su corazón dañado por el infarto o su corazón dañado por la traición. Había sido traicionado por su propia nieta, por su familia. ¿La preocupación que reflejaron sus ojos durante su estancia en el hospital fue sincera? ¿O fue una muy buena actuación, digna de un Óscar? Nunca pensó que Susana podría hacer algo así.

Capítulo 7

   
        Susana, ansiosa, esperando las noticias del Sr. Santos, solo daba vueltas por la casa: de la cocina al salón, del salón a la cocina. Su tía le pedía tranquilidad, calma, pero Susana no podía estar parada. Esa visita era muy importante para ella y, por supuesto, para su padre. Desde que supo esa misma mañana que el Sr. Santos iba a visitar a su padre, no pudo concentrarse en el instituto. Andaba distraída por los pasillos, en clase se perdía en la explicación de los profesores, durante el recreo no prestaba atención a sus amigos y no se enteró de los cotilleos que sus amigas más cercanas estaban comentando. Por lo tanto, no se enteró de que Sergio, un chico de su clase que traía locas a todas las adolescentes volvía a estar soltero. Su mente estaba ocupada, única y exclusivamente, en la conversación que se estaría llevando a cabo en ese momento en la sala de visitas del centro penitenciario donde estaba padre.

miércoles, 21 de enero de 2015

Capítulo 6

        Raúl estaba ya impaciente. Hacía más de un mes que no tenía noticias de su hija, ni de la carta. Estaba preocupado por Susana; le podía haber pasado cualquier cosa. Si los días ya se le hacían eternos e iguales, sin saber nada eran aún peor. Los oficiales pasaban siempre por la puerta de su celda, era rutina, pero nunca se paraban ante su celda para darle alguna noticia o aviso. Hasta esa tarde. 
-Soriano, tienes visita. -El oficial habría la puerta de la celda pausadamente. Fueron los cinco segundos más largos para Raúl. 
-¿Quien es? 
-El Sr. Santos, su abogado.